TAICHI

El Tai chi, un arte marcial interno chino, que goza de probados beneficios para la salud física y el equilibrio emocional.

Al arte marcial interno, llamado Tai chi (vía suprema), también se le ha denominado el “boxeo de las sombras”, ya que en él son inherentes los movimientos relajados, armónicos y fluidos, en coordinación con la respiración y la concentración y su práctica incide positivamente sobre músculos, tendones, huesos y articulaciones, así como en la circulación de la sangre y los sistemas digestivo y nervioso.
En mis clases incluyo una serie de estiramientos suaves y globales, para trabajar la flexibilidad de las articulaciones del cuerpo y una parte de Qigong, para armonizarnos, a través del movimiento consciente, la respiración y el enfoque. Después, pasamos a trabajar las llamadas “Formas” de Tai chi, que varían según el nivel del grupo. Transmito los estilos Yang, Sun y Chen (grupo avanzado).
Uno de mis objetivos se enfoca a que, aparte del aprendizaje de los movimientos y la técnica, los alumnos integren el tesoro que el Taichi nos ofrece, a través de sus valiosos principios de vida.

 

QIGONG

El Qigong o Chi kung,  una disciplina de orígen xino, con miles de años de antigüedad, usada como terapia por la Medicina Tradicional Xina.

 El Chi kung o QiGong (en chino), es una disciplina de origen chino, con miles de años de antigüedad, utilizada como terapia para la medicina tradicional china.
“Qi” o “Chi”, es la fuerza, el aliento vital que anima a todos los seres vivos. “Gong”, es el cultivo, trabajo y maestría del aliento vital.
En las clases de qigong, flexibilizamos de forma suave y global el cuerpo y cultivamos la energía interna, a través de gran variedad de ejercicios de las diferentes escuelas. En las sesiones incluyo una parte de relajación y meditación final, para cerrar el trabajo realizado. Considero de gran valor el cultivo de la respiración consciente y la atención plena que nos aporta la práctica.
El chi kung es una disciplina de sencillo aprendizaje y los alumnos expresan, que en poco tiempo perciben una mejora en el cuerpo y el estado de ánimo se eleva, sintiendo más paz interna y más conexión con la vida.

Un paseo por mis 29 años de Taichi y Qigong

Un largo camino empieza con un solo paso…

EL camINO…